Cómo evitar el flato al correr

Uno de los grandes males que tienen los corredores novatos es el del flato, una molestia en el costado en forma de punchazo que es muy desgradable y que obliga, muchas veces, a tener que parar.

Aunque hay varias teorías sobre las razones por las que se produce este dolor, respiración, irritación del diafragma, problemas digestivos…

Aspectos a tener en cuenta para evitar el flato

Hay varias cosas que puedes tener en cuenta para que no aparezca el flato en tus entrenos o bien en carrera, no serías ni el primero ni el último al que le ocurre en competición, incluso en los de élite.

Vigilar la alimentación antes de correr


El primer gran punto, antes de pensar en el tema de la respiración, es el de la digestión.


No se trata de no comer antes de correr, aunque durante mis primeros años tenía la idea de que tenía que salir con el estómago vacío, o por las mañanas en ayunas, lo cierto es que lo que se debe es comer en su justa medida, si es por la mañana, está bien tomar alimentos que tengan una fácil digestión, evitar la leche, por ejemplo.

Si vas a correr en un horario distinto del habitual, por ejemplo, estás acostumbrado a correr por la mañana, y vas a correr por la tarde, procura que tu comida no sea muy pesada.

No es la primera vez que me ocurre, incluso en alguna carrera, precisamente por haber comido de más, la típica comilona familiar en la que no te privas de nada…

Un ejemplo en el que me ocurrió fue en la 10K de Tarragona, que tiene un horario de tarde, precissmente.

https://diariorunner.com/sb-hotels-10k-tarragona/

Cuidado con la hidratación o mejor dicho, con lo que bebes

La hidratación antes, durante y después del ejercicio es unas de esas leyes fundamentales del deporte, pero hay que tener cierto cuidado con esto.

La ingesta de líquidos es primordial, pero si bebes mucho te va a costar bastante correr y aparecerá el temido flato.

Si tienes que beber en medio de las carreras o en entrenamiento, hazlo poco y a pequeños sorbos para que te dé tiempo de asimilarlo.

De la misma manera está prohibido tomar cualquier bebida con gas antes de correr, ya que tienes muchos números de que aparezcan las molestias.

La mejor bebida que puedes tomar para estar hidratado es agua, no te engañes, de eso ya hablaré en otro post…

¿La respiración es la causante del flato?

Siempre has oído aquello de inspira por la nariz y expira por la boca, como la manera correcta de respirar, esto es así en condiciones normales, pero cuando corres necesitas, obtener mucho más oxígeno, y para ello hay que recogerlo tanto por la nariz como por la boca.

Dicho de otra manera, la respiración puede afectar, y si vas a ritmos rápidos, pero no recoges el aire de manera correcta, es probable que todo eso acabe contribuyendo a la aparición del dolor.

Aprender a respirar mientras corres es algo que cuesta al principio.

Correr a ritmo demasiado rápido

Si ves que aparece el flato, puede que esté yendo a ritmos demasiado rápidos para lo que normalmente haces.

Baja el ritmo, ves más despacio y ten mucha, muchísima paciencia, procura centrarte en la respiración cuando aparezca, y puedes «masajear» la zona en la que aparece el dolor para ver si de esta manera va desapareciendo de manera progresiva.

Ser capaz de mantener el mismo ritmo, y no pasarte de manera inconsciente, puede ser una buena opción.

Remedios caseros contra el flato

¿Existe alguna opción o remedio casero que sirva para que no aparezca el flato?

Hay un remedio «casero» para conseguir que no aparezca el flato, aunque si he de ser sincero no estoy convencido de que vaya a funcionar realmente.

El remedio es tomar una cucharada de aceite de oliva antes de entrenar…

El aceite lubrica el diafragma, evitando la fricción entre el diafragma y los órganos abdominales y puede ser un aliado.

Pero teniendo en cuenta el precio del aceite de oliva y que no siempre funciona, supongo que depende un poco de cada corredor.

Deja un comentario